Tu cabello, reflejo de tu bienestar – ¿Como tener un pelo sano?

Todos deseamos tener un cabello saludable, que no sufra de caída, quiebre, o resequedad. Antes ya habíamos hablado de unos tips esenciales para todo tipo de cabello, así que a continuación vamos a  ir descubriendo paso a paso, como reconocer nuestro tipo de cabello, cómo debemos cuidarlo y de qué.

 

Primero reconozcamos nuestro tipo de cabello o cuero cabelludo.

Tipos de Cabello

Dieferentes tipos de cabello

GRASO

Este tipo de cuero cabelludo presenta glándulas sebáceas hiperactivas, que se activan en los periodos de cambio hormonal, produciendo exceso de sebo, dándole una apariencia descuidada al pelo.

Características:

  • Brillo excesivo
  • Siempre se ve apelmazado a pesar de ser lavado recientemente
  • Impide el movimiento natural del pelo debido a la cantidad de grasa producida
  • El polvo y cualquier otro tipo de partículas se adhieren fácilmente dándole una apariencia de suciedad
  • No tiene volumen

Los cabellos claros por ser más finos que los oscuros, tienden a padecer este tipo de pelo con mayor frecuencia.

Este tipo de pelo por su PH alto puede llegar a padecer enfermedades microbianas.

 

SECO

Este caso es el extremo contrario al graso, el cuero cabelludo no llega a producir el sebo mínimamente requerido. Por otra parte, su cutícula (recubrimiento protector transparente de la hebra de cabello) es débil lo que la hace porosa imposibilitando la retención de agua.

Características:

  • Luce opaco
  • Difícil de peinar
  • Áspero al tacto
  • Se enreda con facilidad
  • Siempre tiene frizz
  • Suele tener puntas abiertas

La resequedad puede dejar como resultado picazón, cuero cabelludo enrojecido, hasta caspa o descamación.

 

MIXTO

Este se presenta de dos formas, cuero cabelludo graso y puntas normales o cuero cabelludo normal y puntas secas. En el primer caso las glándulas producen exceso de sebo, en el segundo caso la grasa requerida se da en la cantidad requerida, pero a medida que el pelo crece se va perdiendo dejando como resultado puntas dañadas, resecas y quebradizas a causa del maltrato causado por el uso excesivo de planchas o tenazas, el uso de productos erróneos para el cuidado del pelo, hasta el mismo medioambiente al que se encuentra expuesto a diario pueden influir en su aspecto, sin olvidar claro, los tintes o tratamientos químicos.

Características:

  • Puntas abiertas
  • Apelmazamiento en la parte más cercana al cuero cabelludo
  • Aspecto descuidado
  • Difícil de peinar
  • No mantiene el peinado
  • Quebradizo
NORMAL

Este tipo de cabello presenta equilibrio en toda su estructura, es decir, el cuero cabelludo produce la cantidad de grasa requerida y esta se encuentra distribuida equitativamente en toda la zona. Tiene una apariencia totalmente saludable.

Características:

  • Es de fácil peinado y logra mantenerse a lo largo del día
  • No presenta puntas abiertas
  • Es suave al tacto
  • Luce brillante y siempre hidratado
  • No presenta frizz

El tipo de cabello adecuado, aunque esto no quiere decir que no requiera de cuidados para mantener su salud.

 

Dolencias más comunes de nuestro cuero cabelludo

Las consecuencias del maltrato generado al pelo en donde la alimentación, Los genes y el uso inadecuado de productos reparadores tienen una gran influencia,  dejando como resultado padecimiento de enfermedades capilares. Como lo son:

 

LA CASPA
Cabello con caspa

Cabello con caspa

Normalmente, el cuero cabelludo al igual que la piel en todo nuestro cuerpo se renueva dejando como evidencia las células muertas.

En el caso de la caspa las células se presentan en mayor cantidad debido a que este proceso de renovación se hace con una frecuencia no adecuada. Mientras en una persona con cuero cabelludo saludable las células muertas se renuevan una vez al mes, en una persona que padece la afección de la caspa este proceso puede presentarse una vez por semana o hasta una vez cada dos semanas, dejando como resultado una cantidad excesiva de células muertas que pueden ser de tamaño pequeño, hasta costras grandes. Esto produce picor e irritación, enrojecimiento del cuero cabelludo dejando el camino abierto a bacterias que pueden dejar secuelas mayores como la alopecia.

 

PERDIDA DEL PELO
Caída del cabello

Caída del cabello

La pérdida de pelo suele darse de dos maneras por parches, partes grandes de pelo o de manera no tan precisa, en la que se pierden hebras de pelo con un alta frecuencia.

Las causantes de este padecimiento pueden ser hereditarias, el estrés o como consecuencia de enfermedades que afectan todo el cuerpo como el lupus, la anemia, tumores, enfermedades correspondientes a la tiroides, o tal vez también se manifieste en respuesta al maltrato en general del pelo, como exponerlo a tintes, químicos, planchas o tenazas de manera excesiva.

 

RESEQUEDAD

Se presenta cuando el cuero cabelludo ha perdido el equilibro y no logra mantener la humedad necesaria dejando como consecuencia el pelo reseco, que no solo se manifiesta en su apariencia cuando notamos nuestro pelo con  frizz, aspereza, opacidad o incluso se produce el pelo quebradizo, sino que también se puede ser consecuencia de enfermedades cutáneas como “la psoriasis” (enfermedad inflamatoria crónica de la piel).

Cabello reseco

Cabello reseco

La resequedad se puede presentar también como síntoma del envejecimiento en donde se va perdiendo poco a poco la hidratación de todo nuestro cuerpo, el estrés y los factores hereditarios al igual que cambios de temperatura en el medioambiente pueden ser sus causantes.

 

Cualquier tipo de dolencia en nuestro cuerpo es un llamado de atención

Anomalías en el cabello

Anomalías en el cabello

A revisar, nuestra alimentación y cuidados en donde también empata la manera en como manifestamos las emociones de rabia o situaciones de estrés.

Tan solo logrando un equilibrio en nuestra alimentación, prestando los cuidados necesarios y a tiempo, liberándonos de las preocupaciones y del estrés lograremos evitar muchas de estas dolencias que en todos los cuerpos se manifiestan por causas particulares a las que debemos prestar mucha atención; estar atentos a los cambios de comportamiento, de humor o la ingesta de alimentos no tan adecuados para nuestra salud, como también saber responder a tiempo a cualquier síntoma que se manifieste, siempre de la mano de la información adecuada o el acompañamiento profesional.

Si tienes dudas, o quieres saber y reconocer con exactitud las particularidades de tu piel partiendo desde el cuero cabelludo, como lo tratamos en este artículo en adelante. Recuerda que en Derma Punto nuestras dermoconsejeras están siempre dispuestos a brindarte el asesoramiento y asistencia requerida.

Comments are closed.